Relaciones laborales postCovid-19

Andrés Rosales Valdés

La pandemia ha generado un enorme desajuste en la capacidad y fuerza laboral, se han perdido muchos empleos, se han eliminado otros de manera consciente y, por otra parte, se han generado empleos nuevos que las mismas condiciones han establecido. La Organización Internacional del Trabajo (OIT) pronostica que esta circunstancia va a afectar en mayor medida a las mujeres, a los jóvenes y a las personas con algún tipo de discapacidad.

La pandemia ha impactado el lugar de trabajo y las jornadas laborales. Las tecnologías de información y de comunicación (TIC) han permitido que el trabajo se lleve a casa y se hayan montado escenarios laborales dentro de las viviendas de los trabajadores y otros lugares, se favoreció el teletrabajo o trabajo a distancia que anteriormente las empresas, en su gran mayoría, rechazaban de manera  tajante, y que ahora de botepronto tuvieron que aceptar las circunstancias y encontrar mecanismos para facilitar, supervisar y reportar resultados tangibles ante un cambio inminente en la forma de trabajar y concebir las relaciones laborales.

En este nuevo escenario, el manejo eficiente y eficaz de las relaciones laborales será un deber, como consecuencia de la necesidad de hacerse cargo del cuidado de la persona, la reducción del contacto físico y el cuidado general de la salud de todos cuantos tengan relación con la empresa. Esto deberá ser una alianza y trabajo conjunto entre los trabajadores, los sindicatos y el empleador, pues de todos dependerá el éxito de las estrategias implementadas y la supervivencia de las empresas. La distancia provocada por el uso de las TIC genera la necesidad de reorientar la relación con los colaboradores, ahora se va a tener que basar en una mayor confianza mutua, en la flexibilidad, en la negociación y en protocolos de comunicación muy bien definidos. 

Una labor muy importante que no debemos menospreciar es la actualización de la identidad corporativa de las empresas, pues el Covid-19 viene a modificar muchos de los documentos fundantes de las organizaciones y habrá que adecuarlos a este cambio de época pues deberán de contemplar todo lo relativo al Covid-19, desde la planeación estratégica institucional, el análisis del entorno, las estrategias, hasta los valores, el código de ética, el reglamento interior de trabajo, el protocolo de no discriminación y todo lo relativo que llegue a afectar la relación laboral, el clima institucional y del desempeño individual y organizacional.

No podemos dejar pasar la oportunidad de aprender de la pandemia, la toma de decisiones de manera ética, fundada y fundamentada en los valores humanos y la preservación de la vida, deben privilegiar las relaciones laborales en la época postCovid.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s