La fluorita se cubre de oro

Zaide Seáñez Martínez

En muchas culturas es costumbre celebrar las bodas de oro cuando una pareja llega a cumplir los 50 años de matrimonio. Esta tradición se remonta a la época medieval en Alemania, y fue precisamente que se eligió el oro como símbolo por su gran belleza brillante, su fuerza y resistencia, y su perdurabilidad a través de los años…casi sin alteración en su forma. Si un matrimonio lo logra, es digno de admiración y orgullo.

Esta práctica ha sido aplicada en otras celebraciones de quincuagésimo aniversario, como es el caso de una empresa familiar que, en octubre de 2020, celebró 50 años de servicio a la industria.  Fluorita Nacional, S. A., pequeña empresa lagunera y familiar, fundada en 1970, se ha dedicado a la compra, exploración, explotación  y comercialización de este mineral. Cualquiera que sepa de minería sabe que no tiene oro, pues es un fluoruro de calcio cuya principal característica es que puede encontrarse en todos los colores del espectro, de gran fluorescencia, pues tiene la capacidad de reflejar luz con mayor longitud de onda que la recibida. Pero su verdadera fama se debe a la versatilidad de su uso y aplicación, pues es un elemento estratégico en la producción de metales y materiales en diversas ramas industriales.

El logro destaca en un país donde las pequeñas empresas viven en promedio 7.7 años, según datos reportados por la revista Expansión (2015), cuya fuente fue el INEGI. El Centro de Investigación de Empresas Familiares (UDLAP) reportó en 2017 el porcentaje de sociedades que había de este tipo en el censo empresarial de varios países, entre ellos Francia (60.5%), Alemania (82%), Estados Unidos (90%) y México (83%), donde se encontró que, en promedio, el 39% de éstas tenía más de veinte años de vida en ese entonces.

De acuerdo al censo económico de 2014, en nuestro país el 95% de las empresas pertenecían al segmento de la micro, pequeña y mediana empresa. Esta información contextualiza la importante contribución que hacen al empleo, la producción interna y la generación de riqueza, sobre todo en una nación en la que no es fácil mantener y hacer crecer la empresa que es familiar y pequeña, pues muchos son los obstáculos que tiene que vencer en el día a día. 

Esta columna es un reconocimiento especial a Fluorita Nacional, empresa que orgullosamente se viste de dorado para conmemorar medio siglo de vida. No hay duda de que muchos son los retos y desafíos que ha debido sortear, pero todo esto se opaca ante el brillo de sus triunfos. Para su fundador, el éxito radicó en amar con pasión la minería, destacarse por su gran visión, disciplina, empeño y, sobre todo, por su honestidad. También es digno de mención el haber podido extender sus actividades a los Estados Unidos, ya que desde 1986 opera una filial para atender el mercado norteamericano.

La solidez y la fuerza de la fluorita son características adoptadas como valores empresariales que no sólo permearon el trabajo de su creador, quien luchó siempre para que se arraigaran en la institución más importante que edificó junto a su esposa: su familia. A ésta le hereda no sólo el compromiso de mantener una fuente de empleo, sino el de honrar su ejemplo de trabajo, dedicación, esmero y pasión y, principalmente, el de compartir y ayudar al prójimo.

¡Feliz cumpleaños hasta el cielo, amado papá!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s